Headlines
Publicado el : viernes, 14 de agosto de 2015

La terrible Cuba que me vendían

La terrible Cuba que me vendíanPor: ROBERTO PÀULINO
Este artículo es una franca repuesta dirigida a muchos cubanos radicados en los EEUU y a otros que no los son, que se han pasado la vida entera criticando el sistema de gobierno que impera desde hace mas de 50 años en la isla de Cuba.
Todos los sistemas de gobierno en el mundo tienen sus pros y sus contras, no existe ni existirá un modelo gubernamental perfecto en ningún lado del planeta tierra, Cuba no es la excepción, hay y habrá una oposición en todas las cosas.
Lo que sucede con la mayoría de los cubanos que aceptan las partes buenas de su sistema de gobierno y obvian las malas, si en verdad fuera totalmente mala ¿creen ustedes que la población no se hubiese levantado para cambiarlo?
¿Piensan que con la llegada de Fidel y sus compañeros al poder se acabaron los hombres de coraje en Cuba? ¿Acaso en ese país no existen otros Fidel Castro, Camilo Cienfuegos o Che Guevara?
A los cubanos no les importa quién o quienes dirijan el poder, les importa una educación gratuita, así como su sistema de salud, único en el mundo, y una seguridad ciudadana excelente.
Pero como no todo es color de rosa, le preocupa la carencia de muchos artículos a los cuales no se puede accesar tan fácil ni constantemente, entre ellos productos alimenticios, ropas y calzados para vestir, así como un buen transporte vehicular y mejoría salarial.
Estas preocupaciones de los cubanos no son originadas por el gobierno central de Cuba, más bien se debe al bloqueo impuesto por EEUU que impide que muchos países miembros de la OEA hagan negocios con Cuba al igual como los hacen ellos los gringos.
Si eso no es verdad lo que digo ¿Qué alguien me diga porque se han aprobado en la OEA tantas resoluciones pidiendo el cese del bloqueo contra Cuba? ¿Porque durante tantos años han impedido que otros países tengan relaciones diplomáticas y comerciales con los cubanos?
Si a Cuba entraran los productos alimenticios, las mercancías y maquinarias que hoy escasean entre sus pobladores, la vida de los cubanos fuera otra cosa, porque no hubiera que restringir nada por la abundancia en tiendas y mercados.
Pero a Cuba no llegan tantas cosas como a los demás países del mundo, porque los gringos se encargaron de aislarla porque los cubanos un día decidieron abrazar como doctrina gubernamental el comunismo.
Los amos del norte no solo cerraron el comercio hacia Cuba, sino que impedían que ciudadanos de otros países visitaran esa isla ¿Acaso los detractores del régimen cubano no sabían que en nuestro pasaporte dominicano había escrita una advertencia que decía que el mismo no se podía utilizar para viajar a países comunistas?
Es fácil criticar cuando se vive en la abundancia, cuando se tiene acceso a todos, cuando se puede cambiar de auto cada cierto tiempo, cuando se ganan buenos salarios, así si es bueno criticar.
A los críticos del régimen cubano los invito a visitar a Cuba, pero háganlo sin prejuicio para que puedan palpar la verdadera realidad de las cosas y no hablar por opiniones de otros, que solo llevan el veneno de la calumnia y de la mentira.
Si Cuba y EEUU decidieron renovar sus relaciones interrumpidas por más de 50 años, eso no hay que criticarlo, más bien aplaudirlo y hasta alegrarnos de que por fin se están dando los pasos para terminar el largo viacrucis de un pueblo que ha tenido que cargar con dignidad una pesada cruz por más de cinco décadas.
Esto no es asunto de cuál de los dos países saldrá más beneficiado, aunque sabemos que lo será EEUU, porque ese país, si da la brasa es para que le guarden la ceniza, los gringos tendrán un buen mercado compuesto de más de 11 millones de personas cerca de su territorio.
Más de 11 millones de personas privadas por muchos años de adquirir con facilidad cosas que le permitan llevar sus vidas más ligeras, que adquirirán muchos de los artículos y productos que le fueron vedados por más de medio siglo.
Las personas no podemos vivir criticándolo todo sin siquiera aportar soluciones de las cosas que criticamos, y menos si no hemos vividos en carne propia las cosas que viven los demás, hay que estar en el pellejo del otro para poder emitir juicio de valores sobre las condiciones que viven los demás.
Por eso decidí viajar a Cuba para ver con mis propios ojos lo que siempre se ha dicho en periódicos, programas de radio y televisión sobre el régimen cubano, déjenme decirle que la Cuba terrible que por años me vendían, realmente no existe.
Quisiera contarle algo que me sucedió a mi llegada a ese país, al salir del aeropuerto Antonio Maceo Grajales de Santiago de Cuba, mientras cambiaba algunos dólares en una casa de cambio, dejé olvidado mi pasaporte, visa, seguro medico y el mi boleto de regreso.
Fui al día siguiente a indagar por mis documentos con la seguridad que los iba a encontrar, vaya sorpresa, me lo tenían guardados intactos en migración ¿creen ustedes que si hubieses sido en este país me lo hubieran retornados? No, jamás me hubiera juntado con mis documentos.
Cuba es un país muy bien organizado, donde se protege la integridad física de sus ciudadanos y de manera especial la de los extranjeros, desde que llegue estuvieron indagando por mí, no vigilando mis actividades, más bien para saber si estaba bien y que no me había pasado nada malo.
No soy de los comunicadores que escribo falacias ni cosas pueriles, trato de escribir con sensatez e imparcialidad, siempre apegado a la verdad, yo estuve en Cuba, y no es lo que se dice de los Castro, allí existen deficiencias de muchas cosas, pero no es culpa de ellos.
En muchos países de América Latina incluyendo Republica Dominicana, no hay energía eléctrica, la salud es un desorden, la educación es pírrica, no se tiene un techo en donde vivir y muchos mueren de hambre ¿Sus gobernantes son apellido Castro?
Entonces los problemas que padece Cuba no es culpa de los Castro, más bien es del bloqueo, aun así los cubanos disfrutan de 24 horas de energía eléctrica, excelente educación y maravilloso sistema de salud.
Mientras que en nuestro país un pobre tiene que recurrir a programas de radio y televisión a pedir dinero para hacerse una operación, en Cuba ese mismo pobre no le cuesta un solo centavo y salva su vida cuando el nuestro muchas veces se muere por falta de dinero.
Cuando un enfermo en nuestra patria necesita una ambulancia, tiene que buscar dinero para el combustible y pago de la dieta del chofer de la misma, siempre y cuando aparezca dicha ambulancia.
En Cuba los enfermos no pagan un solo centavo y son trasladados a los centros especializados acompañados de un personal médico incluyendo el chofer que está preparado para dar asistencia médica.
Cuba tiene por cada 120 familias un médico y un policlínico en cada CDR o Comité de Defensa de la Revolución ¿Aquí y en otros países latinoamericanos cuantos médicos disponemos y en qué condiciones están las policlínicas.
Allí en ese país cualquier persona puede transitar sus calles a cualquier hora del día o la noche sin temor a ser asaltado o asesinado para robarle, los motoconchistas cargan pasajeros hasta en la madrugada sin miedo a que le pase nada.
¿Se puede hacer eso aquí o en Haití, Guatemala, Honduras, El Salvador ect, ect? En eso países no gobiernan los Castro ¿Entonces qué pasa con la seguridad ciudadana? Mientras que en el municipio de Palma Soriano de 125 mil habitantes lo comandan y ponen el orden una decena de policías, en mi San Juan son miles de ineptos uniformados que lo patrullan.
Aun con los avances alcanzados en seguridad ciudadana, con su excelente educación escolar y su maravilloso sistema de salud, Cuba tiene sus debilidades que no podemos ocultar, allí la antigüedad parece que no existe.
En cuba todo es nuevo, todo se recicla, todo se transforma, es como que el tiempo no pasara, las propias necesidades del pueblo cubano hacen nueva todas las cosas viejas, pero a pesar de sus precariedades debido al bloqueo, los cubanos viven felices, nadie ha podido derrotarlos.
Mientras aquellos alabarderos del imperio norteamericano piden que se endurezca más el bloqueo o el embargo (embargo o bloqueo al final son la misma cosa) Sin ver las necesidades de un pueblo que tiene que hacer malabares para cargar sus alimentos a casa por la dificultad de encontrar una bolsa plástica a la que llaman jabita.
En donde la gran mayoría de sus habitantes tiene que usar la electricidad para cocer sus alimentos, debido a que no es tan fácil tener una estufa y un cilindro de gas propano.
A esos enemigos gratuitos de Cuba no les importa nada de eso, ellos viven rodeados de todo, disfrutan de una vida cómoda, pero no  desean que los cubanos tengan la suya más simple y sin complicaciones.
Esos buitres, esas hienas perversas y degeneradas, por más críticas que le hagan al régimen cubano, jamás lograran doblegar la voluntad de un pueblo que decidió cambiar su forma de vivir atravez de una revolución.
Pero al fin y al cabo el mundo es así, existen muchos disminuidos mentales que son peores que las ratas cloaqueras que son capaces de infectar con falsos argumentos la verdadera realidad que vive el pueblo cubano.
Ese tipo de personas siempre se tornan genuflexas ante las autoridades de los EEUU, buscando favores de permanencia en ese país, para tratar de sobrevivir como viles gusanos y cucarachas que son.
En cambio los cubanos han sobrevividos como un pez en un charco sucio subiendo en ocasiones a la superficie para buscar una bocanada de aire puro sin la necesidad de arrodillarse ante nada ni nadie.
Yo perdonaría la critica que le pudiera hacer a su país un cubano residente en los EEUU, pero la de un individuo que nada tiene que ver con Cuba, que solo trata de perjudicar a ese país, uno necesariamente tiene que salir en defensa de los hermanos cubanos.
Y hago la defensa a Cuba, porque durante once días vi una población cubana llena de alegría y orgullo, viví la deficiencia en su transporte, ya que todo lo que gira sobre ruedas, ya sea por pedales, tracción animal o motor de combustión es utilizado para transportar a la población de un lado hacia el otro.
¿Es que deseamos que Cuba no cambie ese viejo modelo de transporte? ¿Es que somos tan egoístas que preferimos ver a Cuba con un parque vehicular que data de los años 50? ¿O quizás oramos para que ese bello país sus moradores nunca puedan accesar a las cosas que nosotros disfrutamos?
En vez de estar criticando y condenando al régimen cubano por comenzar estas negociaciones con EEUU ¿Por qué no exigimos a nuestro gobernante que nos coloque un médico por cada 120 familia?
¿Por qué no demandamos una seguridad ciudadana similar a la cubana? ¿Por qué no reclamamos una educación escolar de calidad como la tiene la patria de José Martí? ¿o porque no exigimos un sistema de salud eficiente y de calidad como el cubano?
Lo de mucho es criticar lo que ellos no viven ni nunca vivirán, ni tampoco ayudaran a resolver para beneficio de los demás, quienes no están de acuerdo con esas negociaciones entre los amos del norte y Cuba, permítanme decirle que si estas se llevan bien y no se interrumpen de nuevo por la llegada al poder de un presidente republicano.
Partido este que es enemigo mortal y tradicional de Cuba, las cosas van a cambiar de manera considerable para ese país caribeño, y a eso es que le tienen  miedo los enemigos del pueblo cubano, que ellos puedan mejorar sus vidas.
El día que se le ponga fin al bloqueo y que los demás países del mundo y América Latina, puedan hacer negocios con Cuba, desde ese mismo día quedaran atrás los viejos autos de los años 50, los camiones y autobuses poco a poco irán desapareciendo de sus calles al igual que los coches tirados por caballos.
Nunca más se verá a un cubano cargar alimentos en plena mano por falta de una bolsa, los programas de alimentos cesaran, porque el pueblo cubano tendrá la oportunidad de accesar a todo lo que quiera comprar.
En conclusión Cuba no es como sus enemigos la pintan y la describen, Cuba es orgullo y dignidad.



Publicada el 9:07:00 .

9:07:00 .

0 Comentarios for " La terrible Cuba que me vendían "

Favor deje su Comentario

EN VIVO INFORME DEL TIEMPO

PUBLICIDAD








Síguenos por

Livio.com Portal Dominicano.

.

.
.

Imágenes de San Juan