El agravio del miércoles - || www.lavozdesanjuan.com ||

TITULARES

Home Top Ad

Post Top Ad

viernes, 6 de diciembre de 2019

El agravio del miércoles

  • El agravio del miércoles
Orlando Gil
gil@claro.net.do/@orlandogildice
Diputados de Fuerza del Pueblo o seguidores de Leonel Fernández admiten en privado que equivocaron la estrategia, aunque de cara a la calle mantengan la insolencia contra sus pares del PRM.
El punto crucial de la sesión del lunes no fue la aprobación de las modificaciones del Presupuesto, sino la declaratoria de urgencia. Los legisladores de LFP debieron votar en contra y sencillamente no votaron.
Con la urgencia a mano el gobierno tenía todas las de ganar, pues tenía votos suficientes para imponerse, como finalmente se impuso.  
Igual no hacen lo que debieron hacer desde un principio: desglosar el voto y ver la calidad de ese sufragio. No fue la bancada entera del PRM, pero entre quienes participaron en la jugada se cuentan figuras claves. Figuras con las que fuera bueno que no entraran en contradicción.
El diputado Wandy Bautista (PRM-La Romana) se grabó haciendo unas puntualizaciones que revelan el clima interior en la llamada Alianza de Macos con Cacatas. Nunca fue miel sobre hojuelas, ahora acíbar. Los observadores políticos tienen que haberse dado cuenta desde hace un buen rato que alrededor del expresidente Fernández se mueve gente que se comporta como tígueres de barrio. Gente que cree que con guapería puede someter a sus congéneres. Sean estos compañeros de partido o potenciales aliados. No pudieron en el PLD, ahora parece que tampoco en el PRM.
Y no había que ser muy inteligente para darse cuenta de que era imposible que el Moderno se convirtiera en plataforma de desquite, o permitiera que los parciales de Fernández se erijan en la más noble oposición.
Lo sucedido el pasado miércoles podría verse como exabrupto y ánimo de ocasión, y sin dudas se buscarán medios para subsanar la situación de enfrentamiento.
La simulación es el mejor disfraz de la política, y siempre conviene tener cinismo a mano. Sin embargo, hagan lo que hagan los dos bandos para preservar la manada, no borrarán la ofensa. Estará a flor de piel, y el día menos pensado, con un simple rasguño, se aviva la herida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here