La paciente cinco - || www.lavozdesanjuan.com ||

TITULARES

Home Top Ad

Post Top Ad

sábado, 18 de abril de 2020

La paciente cinco

  • La paciente cinco
Manolo Pichardo
Desde Italia, epicentro eu­ropeo de la pandemia, llegó al país el primer infectado por la Covid-19. Los diarios na­cionales, haciéndose eco de la información servi­da por el Ministerio de Sa­lud Pública dieron cuenta al público, el primero de marzo, de que se trataba de un turista que se aloja­ba en uno de los complejos hoteleros de la provincia La Altagracia y que habría arribado al país el 22 de febrero por el aeropuerto de Punta Cana que no con­taba, igual que los demás, con los controles y proto­colos sanitarios que se re­querían debido a la alerta mundial.
El 5 de marzo, el Gobier­no entera a los ciudada­nos de que una canadiense hospedada en Bayahíbe, es la segunda paciente confirmada con la enfer­medad. Cuatro días des­pués se sumarían tres nue­vos casos, pero esta vez se trataba de nacionales do­minicanos que arribaron por el aeropuerto antes mencionado y el Interna­cional de Las Américas. El primero fue un niño de 12 años, una segunda pacien­te de 29 y la tercera de 56, los tres procedentes de di­ferentes países europeos.
Todos sabíamos que la amenaza nos acechaba desde los aeropuertos y no desde nuestra frontera debido a que Haití para el momento no representa­ba un riesgo inminente, sin embargo, decenas de pasajeros denunciaron que entraron al país por nuestras instalaciones ae­roportuarias sin ninguna medida de control, y es­to se debía a que la admi­nistración del presidente Danilo Medina, a pesar de las alertas internacio­nales, entendía que to­mar medidas de control pondrían en riesgo el tu­rismo, una de nuestras principales fuentes de in­gresos y pilares de nues­tra economía. Con ello las autoridades revelaron su visión de dar prioridad a los asuntos económicos para relegar los de salud, sin calcular que el daño sería mayor.
La indiferencia a los controles, en principio, y la laxitud mostrada con posterioridad, dieron pro­tagonismo a la paciente número cinco; la domini­cana de 56 años de edad que entró al país vinien­do, nada más y nada me­nos que de Italia, el 26 de febrero con fiebre muy al­ta, según ella indicó a la prensa, y que por iniciati­va propia acudió a la clíni­ca Siglo 21 el 4 de marzo, luego de entrar en contac­to con una cantidad inde­terminada de personas tanto en la comunidad de Villa Riva como en otras comunidades de la pro­vincia Duarte, e incluso en Santo Domingo, en donde se dice participó en nutri­das y múltiples actividades y recorrió centros de diver­sión, sin que las autorida­des le dieran seguimiento.
¡Se Escapó del centro de salud! Tituló la prensa partiendo de una informa­ción que le suministró Sa­lud Pública para indicar que la paciente cinco bur­ló el control de la admi­nistración de la clínica y las autoridades, pero ella mostró un documento en el que se le autorizó a re­cluirse en su casa, y como sabemos, detrás de esta historia llegaron los conta­gios y las muertes a la pro­vincia, convirtiéndola en el epicentro de la epide­mia en el país.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here