Headlines

Sigue con vida chofer herido en accidente de tránsito en San Juan

| martes, 22 de mayo de 2018 | Publicado en

SAN JUAN DE LA MAGUANA.-Queremos comuniar que la información que recibimos de una fuente de la DIGESETT no estaba apegada a la realidad, sobre el accidentado Daurys Oscar Valenzuela.

Hemos establecido comunicación con el conductor de la ambulancia el señor Bienvenido Valenzuela y nos informa que el paciente ha hechos varios paros devolviendo la ambulancia para San Juan a La altura de sabana alta, pero luego los médicos que le dan atención al mismo, han logrado devolverle la vida.

Por lo que hacemos llegar la información del conductor de la ambulancia, como fuente presencial de la información.

Lo que nos confirman que aún sigue con vida, pero en estado muy delicado.

Sobre la señora Mariluz Bueno  se encuentra estable y va reaccionando de manera satisfactoria, fuente chófer de la ambulancia que la traslada el amigo Nadal.



Por Jimmy Duval 

Mujer supuestamente se propina disparo accidental en ambas piernas

| | Publicado en

SANTIAGO.- Fue llevada a la sala de emergencias del hospital regional Cabral y Báez de esta ciudad, una joven mujer que supuestamente manipulando un arma de fuego, se provocó heridas en sus piernas.

La paciente es la joven Yennifer Méndez Paulino residente en el sector Hoya del Caimito de Santiago, y quién dijo a los médicos de turno que las heridas se las ocasionó ella misma de manera accidental.

Narra la dama que mientras se encontraba en su vivienda, encontró el arma de reglamento que pertenece a su esposo, que es un agente de la Policía Nacional y al manipularla se le escapó un disparo que le perforó las dos piernas.

Se informó que las autoridades investigan el caso para determinar la veracidad o no de la versión de la dama herida.

Ser pobre eleva el riesgo de morir en la gestación y el parto

| | Publicado en

Reducir las muertes maternas y neonatales constituye una asignatura pendiente para el país.
Un estudio muestra que un bajo nivel socioeconómico es un determinante asociado a la mortalidad materna
Miriam era una mujer de 35 años de edad, madre soltera de seis hijos. Su hijo mayor tenía 12 años de edad al momento de su muerte.
Cursó hasta el primer año de bachillerato. No pudo continuar sus estudios porque tuvo que emplearse desde muy joven para poder sostenerse a sí misma y luego a sus hijos e hijas. Era empleada de zona franca, contaba con un sueldo mensual de RD$8,000.00. Sin embargo, a pesar de tener un trabajo formal no disponía de seguro de salud. Tampoco contaba con el apoyo económico de su pareja, que estaba desempleado en ese momento.
La mujer tuvo seis partos y un aborto previos. Presentó sangrado transvaginal de tres días de evolución, acompañado de fiebre, dolor en fosa iliaca derecha de dos días de evolución, náuseas y vómitos, que se había tratado con Diclofenac.
Ingresó al hospital el 20 de febrero de 2013 referida desde una clínica, tras un legrado con complicaciones que no podían ser atendidas por falta de unidad de cuidados intensivos. Su fallecimiento ocurrió el 22 de febrero, debido a un shock séptico a consecuencia de un aborto, del que no se tiene información si fue inducido o no.
Miriam es una de las seis mujeres que perecieron en un hospital de tercer nivel del país y cuyos casos fueron estudiados minuciosamente como parte de la investigación “Análisis de género de la mortalidad de la República Dominicana”, realizada por el Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Oficina de Equidad de Género y Desarrollo del Ministerio de Salud Pública, en donde además de estudiar las causas clínicas de las muertes, se realizó un análisis de género que evidenció la condición de pobreza, baja escolaridad, violencia y desprotección social en que vivían las víctimas.
Falta de consejería sexual
Según la doctora Sheila Báez, autora del estudio, en este caso se evidencia que fracasaron todos los procedimientos establecidos en los protocolos de salud materna ya que a juzgar por el corto tiempo entre un parto y otro, la mujer no recibió ningún tipo de consejería ni orientación sobre planificación familiar por parte de los servicios de salud que atendieron sus anteriores embarazos y se evadió el mandato de consideración de género y de derechos en la implementación de la política pública, por parte del conjunto de actores con responsabilidad en el sistema de protección social.
“Aunque la hermana de Miriam no sabía si el aborto fue inducido o no, se podría inferir que sí lo fue, y que por miedo –a pesar del sangrado y el malestar físico–, no buscó asistencia médica durante tres días. Es evidente que sus necesidades sobre anticoncepción estaban insatisfechas, y que tanto el sistema de salud como su pareja y familia transfieren esa responsabilidad casi de manera exclusiva a las mujeres”, resalta el estudio.
Frente al hecho de que la mujer tardara tres días para buscar atención médica la investigadora plantea varias posibilidades: Que no podía faltar a su trabajo por temor a ser amonestada o despedida, o le negaron el permiso; que no deseara hacerse el legrado en el hospital y estuviera esperando reunir el dinero, o que la pareja se lo facilitara, para realizárselo en una clínica privada, ya que el hospital no fue su primera opción, o tal vez pensó que podría abortar de manera clandestina, sin necesidad de realizarse el legrado, y al ver que empezó a tener síntomas de fiebre y dolor, decidió buscar atención médica.
Indica que hay varios determinantes sociales que no pueden ser obviados, como tener una condición de vida precaria, donde la conservación del empleo se convierte en una necesidad imperiosa para mantener a sus hijos, la falta de apoyo de la pareja en el proceso; y el hecho de tener que recurrir al aborto de manera clandestina, debido a la ilegalidad de su práctica en el país, aunque ello constituya una violación de los derechos de las mujeres.
Pobreza eleva posibilidad de muerte
En ese sentido, plantea que el nivel socioeconómico bajo constituye uno de los determinantes sociales que se asocian con la muerte materna, en tanto limita el acceso a educación, a fuentes de ingreso, a una buena alimentación, a aseguramiento en salud y a servicios médicos asistenciales de calidad, entre otros aspectos.
Un dato que refuerza estos hallazgos es que, según el Ministerio de Salud Pública y la Organización Panamericana de la Salud, en el año 2013 el 86% de las muertes maternas en la República Dominicana ocurren en maternidades y hospitales públicos, que son los centros donde acude la población de más bajo nivel socioeconómico.
En febrero pasado, la exministra de Salud Altagracia Guzmán Marcelino reveló que el 88% de las muertes auditadas fueron catalogadas como evitables y se concentraron en el Gran Santo Domingo y las regiones Este y Cibao Norte, siendo las maternidades de La Altagracia y Los Mina, así como los hospitales Estrella Ureña de Santiago y Vinicio Calventi de Los Alcarrizos los centros que acumularon la mayor cantidad de casos.
En relación con el nivel educativo alcanzado por las mujeres fallecidas, una de ellas solo había completado hasta el octavo grado; otra hasta el noveno año; tres habían completado la educación secundaria y solo una de ellas era estudiante universitaria, justamente la única de las seis que no había tenido hijos y que era económicamente independiente. “Se ha establecido una asociación negativa entre escolaridad y mortalidad materna. Para las mujeres analfabetas, el riesgo de morir por razones relacionadas al embarazo, parto o puerperio es seis veces mayor con respecto a las que tienen al menos el nivel de educación de media o más; para las que no concluyen la educación básica, el riesgo es cuatro veces mayor respecto a quienes la concluyen, y para quienes la concluyen, el riesgo es tres veces mayor”.
Paternidad irresponsable
En cuatro de los casos estudiados, las mujeres tenían una relación en unión libre, lo cual concuerda con la realidad social dominicana en la que predomina este tipo de unión. En los casos estudiados, solo una de las mujeres fallecidas era casada y en otro se desconoce el tipo de relación que tenía la mujer con el padre de la niña, pues su familia no lo conocía.
En algunos de los casos, los hijos de las mujeres fallecidas tenían diferentes padres y otras no contaban con apoyo regular de sus parejas o exparejas para la manutención de sus hijos ni para su atención o cuidado.
“Esta situación de irresponsabilidad paterna se mantuvo aun después de la muerte de las mujeres. El hecho de que muchos hombres no asuman su rol de paternidad, sobrecarga a las mujeres con las tareas de cuidado y manutención de los hijos e hijas, además de tener que realizar el trabajo remunerado para poder sostener el hogar. El padre que abandona el hogar con niños y niñas, unido a la falta de compromisos de estos con la provisión alimentaria, es un comportamiento recurrente de los hombres en las familias dominicanas, que se reproduce en diferentes esferas de la estructura social”, dice Báez en el estudio.
Asumir la salud como un derecho y no como favor
El análisis de los casos evidencia la falta de empoderamiento de las fallecidas en torno a sus derechos como usuarias de servicios públicos de salud. Salvo algunas excepciones, ellas o sus familiares protestaron ante la falta de calidad de los servicios que recibieron. Por el contrario, la investigadora percibió cierto grado de resignación ante actitudes y prácticas negligentes y violentas. “Lo anterior guarda relación con la carga misógina de la atención en salud, que discrimina y viola los derechos de las mujeres y establece relaciones de poder en el contexto de la atención de salud. Así, la mujer en su rol de “paciente”, asume la atención como un favor y no como un derecho; mientras que el personal de salud, desde su posición de poder y dominio, trata a la mujer no como sujeto de derechos sino de forma subordinada”.

Reina de España visita comunitarios de Monte Plata

| | Publicado en


La reina de España, Letizia Ortiz Rocasolano, y la activista Nieves de los Santos, se abrazan durante la visita que la monarca hizo ayer a un centro comunitario de la Pastoral Social, en Nueva Esperanza, de Monte Plata, para supervisar un proyecto de distribución de agua financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Por: Marcos Rodríguez

Monte Plata. La reina Letizia de España visitó ayer la comunidad de Nueva Esperanza, en Monte Plata, donde supervisó un proyecto de distribución de agua que beneficia a más de 200 familias de la zona.
La iniciativa surgió hace seis años, por las monjas del Centro Zonal de Pastoral Social, y fue construido por un valor de 131 mil euros a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), cuyos representantes acompañaron a la reina en todo el trayecto.
La reina Letizia, que realiza su tercer viaje humanitario por Iberoamérica, llegó al lugar a las 9:45 de la mañana, como estaba pautado, y tras saludar a los comunitarios, un cuerpo de seguridad la condujo hacia los dos tinacos con capacidad para 10 mil galones de agua que constituyen el proyecto, desde donde se distribuye el líquido de 8 de la mañana a 11 de la noche a la comunidad.
Luego, la reina consorte fue invitada a pasar a la casa de Nieves de los Santos, madre soltera de tres niños, con la que conversó por unos minutos. De los Santos, que es dirigente comunitaria, le mostró a la reina cómo vive y le enumeró sus necesidades, además narró cómo utiliza el agua para lavar ropa y hacer otros quehaceres en su humilde hogar. “Nos trató con mucho cariño y fue muy cercana, me preguntó sobre mis hijas y qué les gusta hacer”, manifestó de los Santos.
Después, la seguridad del Gobierno español acompañó a la reina hasta la vivienda de Sofía Rodríguez, quien le mostró cómo llega el agua hasta una de las seis llaves que suministra el tinaco, ubicada a un lado de la entrada de su casa. Allí además conversó con líderes comunitarios que le obsequiaron manualidades que elaboran grupos culturales conformados allí.
Finalmente, la reina pasó a la vivienda de Altagracia Diloné, que le mostró a su majestad la situación en la que vive y externó las inquietudes de sus hijos. A la salida de la vivienda de Diloné, la reina resbaló levemente y fue socorrida por el cuerpo de seguridad.
La monja Flor María Galán, encargada del proyecto, agradeció la construcción de la obra, y expresó que representa “un cambio del cielo a la tierra, en la vida de la gente de esta comunidad”, que, según cuenta, antes tenían que comprar el agua que consumían.
En todo el recorrido la reina no ofreció declaraciones a la prensa, y estuvo acompañada además del ministro de Economía dominicano, Isidoro Santana, quien ponderó los lazos entre ambos países, y el alcalde de Monte Plata, Jesús Contreras.

La reina Letizia recorre las calles de Nueva Esperanza, en Monte Plata. Juan T. Valenzuela

Viaja hoy a Azua y Baní a conocer proyectos

De acuerdo con una nota de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores dominicano, la reina viajará hoy a la localidad de Azua, para visitar a las 10:15 a.m. la cooperativa de banano orgánico Cooprobata, y después se trasladará al municipio de Baní para conocer a las 12:00 del mediodía el proyecto de Plan Internacional sobre actividad de embarazo adolescente y uniones tempranas. Tiene programado partir hacia Haití este martes.

La R.Dominicana agradece a Reina solidaridad de cooperación española

| | Publicado en

imagen
La reina Letizia y el Presidente Medina.
 POR CARLOS PÉREZ GIL

 Santo Domingo, 21 may.- El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, agradeció hoy a la Reina Letizia la solidaridad que España ha mostrado hacia su país a través de los proyectos de cooperación puestos en marcha los últimos 30 años en ámbitos como la educación, la mujer y el agua.
Medina, junto a su esposa, Cándida Montilla, y diversos miembros del Gobierno agasajaron a la Reina con un almuerzo en el Palacio Nacional durante su primera jornada de estancia en el país.
A través del portavoz del Gobierno dominicano, Roberto Rodríguez Marchena, el presidente dijo sentirse, “como país y como Gobierno, muy complacido” con la estancia de doña Letizia, al coincidir con el 30 aniversario de la ayuda humanitaria española en el país caribeño.
“Agradecemos que, con su presencia, esté expresando la solidaridad de mucho tiempo de España, del pueblo español y de los voluntarios de la cooperación española con importantes proyectos para nuestro país”, valoró Rodríguez en declaraciones a los periodistas españoles.
Además de Medina y de la primera dama, en el almuerzo participaron la vicepresidenta del Gobierno, Margarita Cedeño; el ministro de Exteriores, Miguel Vargas, y varios ministros más, mientras que por parte española estuvo el secretario de Estado de Cooperación, Fernando García Casas, y el embajador Alejandro Abellán.
El portavoz del Ejecutivo confió en que la visita de la Reina sirva para “estrechar aún más los lazos entre el pueblo español y el dominicano”.
Al tiempo, elogió que doña Letizia haya optado por visitar proyectos donde las mujeres son protagonistas.
“Las dominicanas también tienen un motivo adicional para sentirse complacidas de su presencia en nuestro territorio”, remarcó Rodríguez.
Prueba de este compromiso, fue el recorrido que la Reina hizo a la comunidad de Nueva Esperanza, en la provincia de Monte Plata, a unos 55 kilómetros de Santo Domingo, para conocer el abastecimiento de agua potable del que se beneficia un millar de vecinos, financiado con 120.000 euros por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (Aecid).
En medio de una gran expectación, la esposa de Felipe VI caminó junto a varias vecinas y religiosas por las calles de arena del poblado y se adentró en alguna de las casas para conocer las mejoras que ha aportado el proyecto, que entró en servicio hace cuatro años.
“Nuestra vida ha cambiado al cien por cien. Ahora tenemos agua para beber y para el hogar”, agradeció Yajaria, una de las mujeres que ejerció de anfitriona durante la media hora que duró el recorrido.
Una de las anécdotas que dejó la visita fue el tropezón que sufrió la Reina al salir de una de las viviendas, pero uno de sus colaboradores la auxilió para no caer.
A doña Letizia le acompañó el ministro de Economía, Isidoro Santana, quien comentó a los medios que el hecho de que España haya pasado a catalogar a la República Dominicana como país de renta media va a reducir la cuantía de la ayuda.
No obstante, Santana confió en que la cooperación se mantenga aunque el país caribeño “tenga mayor capacidad para afrontar los problemas con sus propios recursos”.
Desde 1988 hasta 2016, España ha ayudado a la República Dominicana con 450 millones de euros, de ellos, 10,6 millones en el último ejercicio contabilizado.
Tras el almuerzo con el presidente, doña Letizia y Cándida Montilla se desplazaron al centro de atención integral para la discapacidad (CAID) de Santo Domingo Oeste, el principal programa social que gestiona el despacho de la primera dama para atender a niños con síndrome de Down, autismo y parálisis cerebral.
Al entrar en el edificio, recibieron la sorpresa de un niño autista, de 14 años, que les dedicó el célebre tema “Por amor”, la canción dominicana más popular, compuesta por Rafael Solano, que este año cumple medio siglo de vida.
“Enhorabuena, lo has hecho muy bien”, le felicitó la Reina al joven, vestido con traje y pajarita.
Doña Letizia completó su jornada con una reunión en el Centro Cultural de España con cooperantes para conmemorar el 30 aniversario de la ayuda humanitaria de España a la República Dominicana.
Mañana, martes, se desplazará a Azua y Baní para conocer otros dos proyectos antes de viajar a Haití, segunda escala de su viaje de cooperación. EFE

PUBLICIDAD






Precios de la Semana

Semana del 12 al 18 de Mayo de 2018

CombustiblesPrecios
Gasolina PremiumRD$ 241.30
Gasolina RegularRD$ 227.20
Gasoil OptimoRD$ 200.60
Gasoil RegularRD$ 184.50
KeroseneRD$ 177.30
Gas Licuado de Petróleo (GLP)RD$ 116.30
Gas Natural Vehicular (GNV)RD$ 28.97

Síguenos por

Livio.com Portal Dominicano.

EN VIVO INFORME DEL TIEMPO

.

.
.

Imágenes de San Juan