Headlines
Publicado el : jueves, 2 de junio de 2016

Adiós al héroe nacional Antonio Imbert Barrera

El mayor general fue sepultado en solemnes ceremonias que reivindicaban la muerte de Trujillo como su gran obra

Antonio Imbert Barrera fue despedido de la vida ayer entre discursos unísonos que reivindicaban su valentía aquel 30 de mayo del 1961. Su hijo mayor lo dijo entre lágrimas: “Papi pensaba en la patria primero que todo, primero que su familia. Y primero que todo el mundo, la patria. Por eso hizo lo que hizo. No hay ningún asidero que pueda echar abajo la acción de esos hombres (de la gesta del 30 mayo), porque esos hombres lucharon para poder tener lo que hoy tenemos”, aclamó Antonio Imbert Tessón en unos minutos que dedicó a la prensa.
Y lo repitió el empresario Frank Rainieri, al dar lectura al panegírico: “Será la historia, cuando las pasiones e intereses disminuyan y den paz a la objetividad que dará a conocer el verdadero rol del general Imbert Barrera en la historia democrática de nuestra nación”.

Lo irrefutable, en palabras del presidente de Efemérides Patrias, Juan Daniel Balcácer, es que el nombre Antonio Imbert Barrera quedará sellado en la historia nacional, como uno de los hombres que hizo posible esta democracia, gracias a aquella hazaña que ejecutó junto a sus compañeros la noche del 30 de mayo del 1961. Balcácer habló en nombre del Gobierno. 
Tras una misa de cuerpo presente realizada en la Catedral Primada de América y una parada en el Monumento a los Héroes del 30 de Mayo, el mayor general Antonio Imbert Barrera fue sepultado ayer en el Cementerio Puerta del Cielo. En la Catedral su esposa
Con la muerte del héroe nacional Antonio Imbert Barreras se marcha el último sobreviviente del complot que orquestó la muerte del tirano Rafael Leónidas Trujillo y que así abrió camino hacia la democracia dominicana. Su ceremonia de despedida estuvo marcada de solemnidad y seriedad, desde los abrazos que acompañaron a sus familiares durante el velatorio en la Catedral de Santo Domingo, hasta cuando lanzaron rosas blancas sobre el ataúd que iba descendiendo a tierra, en el cementerio Puerta del Cielo. 
Las lágrimas que desbordan eventos como estos no fue un elemento que marcara esta ceremonia, que tuvo tres paradas (Catedral, Monumento de los Héroes y el cementerio Puerta del Cielo) y se extendió desde la mañana hasta aproximadamente las 3:00 de la tarde. Cuando Imbert Tessón habló con la prensa afuera de la Catedral se quebró en dos ocasiones. Y el empresario Frank Rainieri, cuando daba lectura al panegírico en la Catedral, se afligió otras dos veces. 

Al hablar sobre su padre, Antonio Imbert Tessón se refirió por cuenta propia al papel que jugó su progenitor en la Guerra del 65, de la que la historia lo pone contra los constitucionalistas y a favor de las tropas norteamericanas. “Papi quería a Francis (Francisco Alberto Caamaño) como un hijo y fíjate que la única persona que Bosch (Juan) exigió que lo acompañara a la deportación fue a papi… porque era la única persona en quien confiaba plenamente”, señaló su hijo, que lo describió como una persona de conducta intachable, que en momentos difíciles de la patria “fue un ente de cordialidad”. 

¿Cómo recordarlo? “Como un gran patriota, él era la patria. Como un hombre sin rencores y que siempre quiso la unidad política y civil”, respondió su hijo mayor y en un hilo de voz aseguró que su padre, sin importar la edad, estuvo dispuesto siempre a volver a tomar el fusil para defender la patria. 

Rainieri: “Lo que los hizo héroes fue que no tenían plan B”

Rainieri fue novio de Leslie, la hija que el héroe nacional perdió en un accidente de avión en el 1970, en el que también murió su esposa Guarina Tessón. Desde ese entonces, la familia del empresario guarda estrechos lazos de amistad con los descendientes del fallecido. Y por eso leyó un panegírico que traía al escenario momentos que demuestran que Imbert Barrera fue un hombre que jugó de árbitro y mediador. 

Ejemplificó su papel cuando en las elecciones de 1978 grupos pretendieron desconocer la victoria de Antonio Guzmán. Y también mencionó cuando, por proteger la vida de Freddy Beras Goico propició su exilio. En ese momento, cuando mencionó a su “querido compadre Freddy…”, a Rainieri se le fue la voz. Trajo también a escenario el momento en que Imbert Barrera fue puesto presidente en el 1965: “contaba con el beneplácito de los líderes de ambos grupos que lo consideraba como la única persona que ellos respetaban y con la cual se podía lograr la paz”. 

Rainieri definió al héroe nacional como un hombre práctico, de principios firmes, honesto y enemigo de la lisonja. “Sobre el 30 de mayo se ha hablado mucho, pero en lo personal creo que lo que convirtió a los héroes del 30 de mayo en verdaderos héroes fue que no tenían plan B. No sabían adonde irían a buscar refugio o qué harían en caso de que el plan fallara”, destacó Rainieri.


Viuda: “El cielo está de fiesta”

A Antonio Imbert Barrera le sobreviven su esposa Giralda Busto y sus tres hijos Antonio, Oscar y Eduardo. Ayer, el cuerpo del héroe nacional fue velado en la Catedral de Santo Domingo. A las 11:00 de la mañana se celebró una misa de cuerpo presente que se extendió casi dos horas y fue presidida por el obispo Víctor Masalles. 

Giralda Busto dio las palabras de agradecimiento. “Hoy (miércoles) el cielo se viste de fiesta, hay gozo, porque sus compañeros de lucha le esperan para hacer una constelación de estrellas y brillar juntos sobre la República Dominicana”, dijo la viuda sin inmutarse.

Al velatorio asistieron a acompañar a sus familiares políticos y funcionarios. El presidente Danilo Medina y el exmandatario Hipólito Mejía acudieron antes de las 9:00 de la mañana. De parte del Gobierno dominicano habló el presidente de la Comisión de Efemérides Patrias, Juan Daniel Balcácer. “Usted cumplió cabalmente con el papel que tenía… permitió que los dominicanos disfrutáramos de libertades públicas y democracia. Ojalá que desde el firmamento su estrella continúe brillando”, apuntó. 

Ya en el cementerio

Al terminar la misa, los restos de Imbert Barrera recibieron los honores militares frente a la Catedral Primada y posteriormente fue dirigido al Monumento a los Héroes del 30 de Mayo, lugar donde Imbert Barrera y sus compañeros ajusticiaron a Trujillo. Allí solo se hizo una parada. 

Después de la 1:00 de la tarde el cuerpo fue trasladado a su última morada, el cementerio Puerta del Cielo. Aquí en calidad de amigo familiar, el juez del Tribunal Constitucional Víctor Gómez Bergés valoró la trayectoria de quien en vida fue su amigo. 

En su último adiós la familia estuvo acompañada de sus más cercanos. Fue una ceremonia nada ostentosa y sobria. Elías Félix, joven que escribió una canción en honor al héroe cantó frente a los parientes. En el cementerio, oficiales de los cuerpos que conforman el Ministerio de Defensa rindieron los honores correspondientes al héroe nacional. La descarga de fusilería fue parte de la ceremonia. 

Allí Gómez Bergés recordó el día que conoció a Imbert Barrera por una visita que éste hizo a sus padres en su casa de Gaspar Hernández. Esa vez, en medio de la tertulia entre amigos, el juez narró que hubo alguien que se refirió de mala manera al entonces presidente Juan Bosch e Imbert Barrera le reclamó: “Yo no acepto que hablen mal del presidente constitucional de la República”.

Imbert pidió evitar enojos tras su muerte

Giralda Busto viuda de Imbert en su breve discurso de agradecimiento dio lectura a un escrito de su esposo, que databa del 27 de febrero del 1970. Imbert Barrera pedía después de su muerte unidad familiar y daba la instrucción de evitar rencillas o discusiones. La petición que leyó burgos rezaba lo siguiente: “si durante mi vida enfrenté los peores riesgos que podían tomarse en nuestro querido país, y mis familiares supieron darme cariño y respaldo e incluso exponer sus vidas por la mía, en mi muerte quiero que me sigan dando esa demostración de cariño siguiendo mis instrucciones: eviten por todos los medios y por cualquier circunstancia enojos, rencillas, discusiones o enfrentamientos familiares por cualquier razón”. Para él el mejor homenaje que los suyos le podían guardar era que reinara la comprensión, el amor y el desinterés.
El mayor general vitalicio declarado héroe nacional Antonio Cosme Imbert Barrera nació en Puerto Plata el 3 de diciembre de 1920. Proveniente de una familia de militares, Imbert Barrera era nieto del prócer independentista José María Imbert. 

Fue gobernador de la provincia de Puerto Plata, tuvo una ascendente carrera militar durante el régimen trujillista y en el 1961 se incorporó al complot que le dio muerte al tirano. El rol de Imbert Barrera ha sido ampliamente cuestionado, porque también hizo frente al reingreso al poder de Juan Bosch, en el 1965, y enfrentó a los constitucionalistas.

Por: Natalí Faxas




Publicada el 7:58:00 .

7:58:00 .

0 Comentarios for " Adiós al héroe nacional Antonio Imbert Barrera "

Favor deje su Comentario

PUBLICIDAD

EN VIVO INFORME DEL TIEMPO

PUBLICIDAD








Combustibles Precios de Combustibles

Semana del 22 al 28 de Septiembre de 2018

CombustiblesPrecios
Gasolina PremiumRD$ 240.60
Gasolina RegularRD$ 230.20
Gasoil OptimoRD$ 205.90
Gasoil RegularRD$ 193.80
KeroseneRD$ 181.60
Gas Licuado de Petróleo (GLP)RD$ 127.60
Gas Natural Vehicular (GNV)RD$ 28.97

Síguenos por

Livio.com Portal Dominicano.

.

.
.

Imágenes de San Juan